13 ago. 2007

La Vida Secreta de las Películas

El Festival de Lima, 11° Encuentro Latinoamericano de Cine ha llegado a su fin, dejando más de un centenar de películas impregnadas en las retinas de los cinéfilos limeños. Yo sólo pude ver nueve cintas, en su mayoría satisfactorias, algunas de las cuales difícilmente llegarán a la cartelera comercial. Lo más enriquecedor fue descubrir estas historias provenientes de todas partes y conocer cada día personajes de la vuelta de la esquina o del otro lado del charco. Ahora sus secretos se quedarán conmigo.

Sección Oficial – Ficción

Olor a Caño (Brasil, 2006) de Heitor Dhalia nos presenta a Lourenço, el dueño de una tienda de objetos usados, que se obsesiona con el trasero de una mesera y cancela su boda, al tiempo que sospecha que el poderoso olor que sale del desagüe de su baño es el causante de sus problemas. La sólida actuación de Selton Mello en el papel protagónico es el principal atractivo de esta divertida comedia, que tiene diálogos deliciosos, pero una historia sin mayor trascendencia.

Una Sombra al Frente (Perú, 2007) de Augusto Tamayo es un proyecto bastante ambicioso. Enrique Aet (Diego Bertie) es un ingeniero de caminos que se obsesiona con tender puentes (en sentido real y figurado) con la amazonía peruana a inicios del siglo XX, mientras sus relaciones sentimentales van quedando rezagadas. Los aspectos técnicos y de producción resaltan sobre otras películas peruanas: el diseño de arte, el vestuario, la fotografía y la música están bastante bien. El guión, en cambio, tiene ciertos baches que se podrían haber pulido mejor para que el resultado sea redondo.

Fiesta Patria (Chile, 2007) de Luis R. Vera muestra a las familias de dos novios, Álvaro y Macarena, que se reúnen en una casa de campo para pasar juntos las fiestas patrias, sin sospechar que los secretos del pasado explotarán en el momento menos oportuno. A pesar de que el director trata de exponer las fricciones, prejuicios y enfrentamientos de la sociedad chilena, las situaciones absurdas, los personajes mal delineados y las actuaciones poco convincentes sepultan esta cinta en el olvido. Lo cual es una pena, si la comparamos con otra cinta chilena, Machuca, que exponía con una mejor historia las consecuencias de la dictadura militar en la población.

Sección Oficial – Ópera Prima

XXY (Argentina, 2007) de Lucía Puenzo trata un tema bastante polémico. Alex es una adolescente de 15 años que esconde un terrible secreto: es hermafrodita. Los conflictos de identidad, de aceptación social, de búsqueda de afecto, de decidir qué hacer con su cuerpo son tratados con mucho tino y sensibilidad. El reconocido Ricardo Darín (Nueve Reinas, El Hijo de la Novia) y la debutante Inés Efron tienen actuaciones intensas y memorables. De los pocos títulos que vi, esta fue la mejor película de las categorías en competencia.

El Baño del Papa (Uruguay, 2005) de César Charlone y Enrique Fernández es el retrato de una familia muy humilde del pueblo de Melo que se alista para la visita del Papa Juan Pablo II en el año 1988. Más que motivados por la fe, lo que mueve a ellos y sus vecinos es la posibilidad de hacer negocio durante este evento, desde vender banderolas y panes con chorizo hasta la descabellada idea de construir un baño público. A través de un gran sentido del humor, estos entrañables personajes logran conmovernos con su capacidad de sobreponerse rápidamente de los problemas para pasar al siguiente reto, recordándonos que esa necesidad de sacar provecho de todo es parte natural de nuestra realidad latinoamericana.

Condominio (Perú, 2006) de Jorge Carmona es el cruce de tres historias que se desarrollan en el mismo condominio: una anciana (Élide Brero) que cuida a su hijo esquizofrénico (Alberto Isola), una prostituta (Lita Baluarte) embarazada por un pastor evangélico (Sergio Galliani) y una pareja gay (Carlos Carlín y Ricardo Delgado) en la que uno de ellos está muriendo de SIDA. La primera historia está narrada con una buena dosis de suspenso, es perversa y angustiante. Las otras dos tienen algún grado de interés, pero hacia el final se descarrilan un poco. El desenlace final de las tres historias es interesante, pero si Carmona se hubiera enfocado sólo en el esquizofrénico y su mamá, quizás habría tenido una película más lograda.

Presentaciones Imprescindibles y otros

El único documental que vi, fuera de competencia y presentado por la organización OXFAM, fue Invisibles (España, 2007) producido por el genial actor Javier Bardem y dirigido por Isabel Coixet, Wim Wenders, Fernando León de Aranoa, Mariano Barroso y el peruano Javier Corcuera. En realidad, se trata de 5 documentales que nos hablan sobre enfermedades o conflictos bélicos que azotan a seres humanos que los medios de comunicación prefieren ignorar. Como dice una boliviana que ve morir a sus familiares por el Mal de Chagas: “No es que no nos vean, es que no nos quieren ver”.

Como parte de las películas exhibidas fuera de competencia en la Muestra Presentaciones Imprescindibles, vi La Vida Secreta de las Palabras (España, 2005) de la directora catalana Isabel Coixet. Hanna (Sarah Polley) es una mujer solitaria que llega a una plataforma petrolera para servir de enfermera a Josef (Tim Robbins), un hombre que ha quedado temporalmente ciego a causa de un accidente. El misterio que rodea a Hanna intriga a los personajes de la plataforma, pero cuando ella por fin confiesa los terribles recuerdos que la atormentan, comprendemos su silencio y dejamos que el horror de crímenes inconfesables nos paralice. Coixet además le plantea el reto al espectador de adivinar quién es el narrador que se dirige con una inocente voz en off para dar mayores pistas sobre el pasado de Hanna. Una película que denuncia frontalmente temas que nunca deberíamos olvidar.

La Vida de los Otros (Alemania, 2006) resultó ser una obra de belleza inesperada, con un extraordinario guión que cuenta la historia de la Policía Secreta de la República Democrática Alemana y su obsesión por desmenuzar la vida de sus habitantes, especialmente aquellos que son sospechosos de ser contrarios al régimen comunista. Así, la privacidad de una pareja conformada por un escritor y una actriz quedará expuesta y sus destinos quedarán marcados por la traición, el miedo y la más asombrosa solidaridad. La escena final es emotiva e inolvidable. Vale recordar que obutvo el Oscar a la mejor película extranjera del 2006, entre muchos otros premios.

7 ago. 2007

La ciudad y las ratas

Una ciudad contaminada y un grupo de ratas en busca de comida podrían considerarse temas idóneos para un documental. Pero resulta que también pueden convertirse en dos ingeniosas y divertidas historias contadas a través de dibujos animados. Les presento a dos serias candidatas para mejor película animada del año.

Sátiras amarillas

Los Simpsons aparecieron por primera vez en TV en 1989. Tras 18 años reinando en ese medio, sus fanáticos reclamaban como justo y necesario el salto a la pantalla grande. Y este año por fin lo hacen con mucho estilo, trayendo ese humor negro con el que esta familia amarilla puede sonrojarnos.

El argumento de Los Simspons: La película (guardado bajo siete llaves hasta su estreno mundial) se centra en una torpeza mayúscula de Homero, quien adquiere de mascota a un pequeño cerdo y que ahora tendrá que salvar a su ciudad Springfield del caos y la destrucción. En el camino, Bart se decepciona de él y busca una figura paterna en su cucufato vecino Ned Flanders, Lisa encuentra su compañero ideal y Marge intenta descifrar las claves de un anuncio apocalíptico.

Estas situaciones extremas dan lugar a un interminable desfile de irreverencia, sarcasmo y parodias de personajes del universo pop. Los Simpsons no tienen misericordia y se burlan tanto de Harry Potter como del Hombre Araña, de Al Gore como de Arnold Schwarzenegger. Pero en medio de la comedia, también tienen hay momentos para reflexionar sobre el amor, los lazos familiares y (a tono con los tiempos) la urgencia de hacer algo con el calentamiento global.

A pesar de que uno ve transitar a personajes tan entrañables como Milhouse, Moe, Mr. Burns y otros clásicos de la serie televisiva deseando que hubieran tenido una mayor participación, es comprensible que al ceder a esa tentación el relato principal se habría descarrilado. En cambio, tenemos momentos inolvidables como la reveladora escena de desnudo de Bart, la primera palabra de Maggie al finalizar los créditos y la tierna relación entre Homero y su mascota. ¡Cuidado, es un puerco araña!

Título Original: The Simpsons Movie
País y Año: Estados Unidos 2007
Director: David Silverman
Con las voces de: Dan Castellaneta, Julie Kavner, Nancy Cartwright, Yeardley Smith y otros.
Calificación: *** ½

Roedores animados de ayer y hoy

Si desde sus inicios el imperio de Walt Disney se hizo conocido a través de Mickey Mouse, hoy cuentan en Ratatouille la historia de otro adorable ratón, Remy, quien sueña con ser chef. Pero su papá y su hermano no tienen un gusto tan refinado como él, ellos viven para robar comida en las casas de desprevenidos seres humanos. El azar lo lleva a conocer a Linguini, un chico torpe y despistado que acaba de entrar a trabajar como ayudante de limpieza en un respetado restaurante de París. Linguini no tiene talento para la cocina, pero con la ayuda de Remy su sazón se convertirá en una sensación.

El cine de animación digital ha saturado las pantallas con animales parlantes, desde hormigas y abejas, hasta pingüinos, vacas y jirafas. Pero estas ratas, aunque pueden conversar entre ellas, no pueden ser oídas por los humanos, quienes sólo escuchan chillidos. Por eso la comunicación entre Linguini y Remy es a la vez un reto para ellos y una gran diversión para nosotros. El desafío de lograr cosas grandes con pocos recursos o pequeñas ideas inspira a estos dos personajes que se necesitan mutuamente para triunfar y que son conscientes de la bomba de tiempo que representa su relación secreta: no hay ser vivo más odiado en la cocina que un roedor.

Ratatouille es una celebración de la pasión por la comida, por el arte, por el placer de hacer lo que uno más disfruta y de ser reconocido por ello. También se pueden leer mensajes entre líneas sobre los prejuicios y el rechazo social (la notable escena de la vitrina con ratas muertas es un ejemplo de ello), sobre la necesidad de trascender y no ahogarse en el conformismo, sobre la explotación de algún talento que ayude a disfrazar o minimizar otras limitaciones.

El director Brad Bird (responsable de Los Increíbles, otro éxito de Disney/Pixar) ha logrado nuevamente contar una historia original, fresca y rica en varias interpretaciones, valiéndose de personajes muy bien construidos, imperfectos y quizás por eso tan identificables. Además, la animación es admirable: casi se puede palpar la textura de los panes, vegetales y especias; los cabellos de Linguini y los pelos de Remy tienen un nivel de detalle muy elaborado; los planos generales de las calles de París derrochan una belleza impresionante. Si Walt Disney viviera, sin duda estaría orgulloso del nuevo ratón que representa a su compañía y que nos devuelve la esperanza de encontrar un cine de animación de buena calidad.

Título Original: Ratatouille
País y Año: Estados Unidos 2007
Director: Brad Bird
Con las voces de: Patton Oswalt, Ian Holm, Lou Romano, Janeane Garogalo, Peter O'Toole y otros.
Calificación: ****