8 oct. 2007

Niños inconformes

La vida aparentemente tranquila en los suburbios de Estados Unidos puede llevar a la depresión y la inconformidad (como hemos visto en American Beauty y Desperate Housewives). Esas sensaciones, a su vez, conllevan la necesidad de mirar a través de la ventana si en la casa del vecino está la felicidad... o por lo menos, algo que se le parezca.

En Secretos Íntimos (Little Children), conocemos a Sarah (Kate Winslet) una joven ama de casa que pasa las tardes jugando en parques y piscinas con su hija pequeña. Allí conoce a Brad (Patrick Wilson), quien hace lo propio con su hijo, mientras su esposa (Jennifer Connelly) trabaja como documentalista. Paralelamente, Ronnie (Jackie Earle Haley) regresa al vecindario después de haber estado dos años en la cárcel acusado de exhibicionismo indebido delante de menores de edad. Su presencia es percibida como una amenaza por ciertos vecinos, especialmente Larry, quien emprende una campaña de hostigamiento en contra de Ronnie.

El director Todd Field alcanzó un gran reconocimiento con su film anterior, la premiada In The Bedroom (2001), en la cual una familia buscaba reconstruir su vida luego de una gran tragedia. En Secretos Íntimos los personajes principales también están en una búsqueda similar por darle un nuevo significado a su vida, pero se dejan llevar por impulsos que tienen más de emoción que de raciocinio.

El esposo de Sarah prefiere masturbarse viendo pornografía por internet que tener relaciones con ella. La esposa de Brad claramente lo adora, pero como ella sostiene a la familia con su trabajo, es la que toma las decisiones y esa situación lo aprisiona. Como consecuencia, Sarah y Brad se envuelven en una apasionada relación de amantes. Pero ambos toman esta infidelidad como una travesura infantil, escapándose de casa como si fueran adolescentes que no tienen el permiso de sus padres para salir de noche. Saben que en cualquier momento pueden ser descubiertos, pero el peligro es parte de la diversión.

Por su parte, Ronnie también se comporta como un niño. Ha sido tan mimado y sobreprotegido por su madre que a los cuarenta y pico años, ella hace todo por él. Aunque sabe que su hijo hizo algo malo, ella cree que él puede cambiar y lo único que le pide es que sea un buen chico. Pero Ronnie no puede evitar que sus impulsos sexuales lo lleven al límite.

La conmovedora actuación de Jackie Earle Haley (nominado al Oscar por este papel), quien logra un personaje repugnante y al mismo tiempo digno de compasión, es uno de los mayores logros de la película. Kate Winslet (quien obtuvo su quinta nominación al Oscar por este film) y Patrick Wilson (Angels in America, Hard Candy) también tienen actuaciones destacadas.

El final de ambas historias tiene en común la búsqueda de redención. Por más radicales que sean las decisiones que tomemos y por más tarde que parezca, quizás aún estamos a tiempo de enmendar el rumbo para encontrar la felicidad... o algo que se le parezca.

Título Original: Little Children
País y Año: Estados Unidos, 2006
Director: Todd Field
Actores: Kate Winslet, Patrick Wilson, Jackie Earle Haley, Jennifer Connelly, Noah Emmerich, Phyllis Somerville.
Calificación: ****

1 oct. 2007

Karaoke VIP

¿Quién dijo que las gordas no tienen ritmo? Sólo basta ver a Tracy Turnblad (Nikki Blonsky) y su madre Edna (John Travolta) moviendo sus adiposos cuerpos con bastante energía al son de la pegajosa música de los años 60 para contagiarse del espíritu alegre y despreocupado de Hairspray.

Tracy y su mejor amiga Penny (Amanda Bynes) asisten a un casting para incorporarse al Show de Corny Collins, un programa de TV del cual son fanáticas. A pesar de que en un principio rechazan a Tracy por su sobrepeso, luego la ven bailar y la aceptan en el programa. Una vez dentro, ella se enamora del cantante Link Larkin (Zac Efron) e intenta integrar a chicos negros en el elenco, un atrevimiento impensable en el Baltimore de los años 60.

Hairspray tiene una procedencia parecida a otro musical “reciente” como The Producers: la historia nació en una película estrenada hace décadas, que luego inspiró una obra musical de Broadway y ahora vuelve al cine. Entonces, se podría decir que es como si hubieran invitado a varias estrellas de Hollywood a un karaoke VIP para que canten los grandes éxitos de un musical tan conocido que tiene su propio culto.

Lo más satisfactorio de esta nueva versión de Hairspray es que los actores forman un grupo compacto y afinado. Se trata de una convergencia de nuevos talentos (desde la debutante Nikki Blonsky hasta la estrella de High School Musical, Zac Efron) con viejas glorias de Hollywood, quienes demuestran vigencia y ganas de divertirse como locos. Por un lado, tenemos a la siempre sensual Michelle Pfeiffer en el papel de Velma Von Tussle, una deliciosa villana que conserva la mirada provocativa de Gatúbela (personaje que ella inmortalizó en Batman Returns). En un papel secundario, pero muy gracioso, está Christopher Walken como el distraído padre de Tracy, quien además tiene una tienda de bromas y extravagancias tales como cojines que sueltan flatulencias. Y camuflándose en kilos de maquillaje, destaca John Travolta como Edna, la tímida, desconfiada y sobreprotectora madre de Tracy.

Sin ser un musical especialmente original, es un espectáculo sumamente divertido. Es al mismo tiempo un desfile de situaciones disparatadas, vestidos de todos los colores imaginables, peinados estáticos gracias a la laca y estudiadas coreografías. Pero también es una historia de tolerancia a la diversidad, de integración y de aceptación de uno mismo, más o menos en la línea de Happy Feet, otro musical que privilegiaba los mismos mensajes a través de vistosos números de canto y baile.

Ya que hablamos de musicales, aprovecho para manifestar mis altísimas expectativas por otro estreno del género que amenaza con derramar chorros de sangre en la cartelera navideña. Se trata de Sweeney Todd, dirigido por Tim Burton y protagonizado por Johnny Depp, Helena Bonham Carter y Sacha Baron Cohen. A diferencia de Hairspray, esta película promete ser mucho más sombría, perversa y violenta. En el extraño mundo de Burton, los personajes más raros terminan siendo los más entrañables. ¿Será la excepción la historia de este barbero que prepara pasteles de carne con las vísceras de sus víctimas? Próximamente lo descubriremos.

Título original: Hairspray
País y Año: Estados Unidos, 2007
Director: Adam Shankman
Actores: Nikki Blonsky, John Travolta, Michelle Pfeiffer, Christopher Walken, Zac Efron, Amanda Bynes, Queen Latifah.
Calificación: *** 1/2