30 abr. 2009

El purgatorio en Brujas

Colin Farrell nunca me pareció un actor muy destacado. Su participación en cintas como Minority Report, Phone Boot y S.W.A.T le dio cierta fama que luego vino a decaer cuando protagonizó Alexander, un fracaso de grandes proporciones que le deparó una nominación al Razzie como peor actor. Cuando ganó este año el Globo de Oro al mejor actor de comedia o musical por Unas Vacaciones Diferentes (In Bruges), lo tomé con cierto escepticismo. Pero ahora, habiendo visto la película, debo reconocer que su actuación es de lejos la mejor de su carrera.

En esta cinta, Farrell interpreta a Ray, un asesino a sueldo bastante cínico, pero al mismo tiempo con muchos conflictos internos. Como uno de sus trabajos salió mal, su jefe (Ralph Fiennes) lo envía junto con su colega Ken (Brendan Gleeson) a esconderse a la ciudad de Brujas, en Bélgica, mientras esperan instrucciones.

Al principio Ray detesta la ciudad, mientras Ken está fascinado con su historia, arquitectura y obras de arte. Lo que más le llama la atención a Ken es la filmación de una película muy bizarra en la que participa un enano drogadicto y racista, y a través del cual conoce a Chloe (Clémence Poésy), una vendedora de drogas con la que surge una relación ¿amorosa?

Además de Farrell, su coprotagonista Brendan Gleeson también construye un personaje memorable como el asesino bonachón y culto. En un pequeño papel, Ralph Fiennes deja la solemnidad habitual de sus personajes para divertirse en la piel de un criminal grosero y amargado, pero fiel a sus principios.

Unas Vacaciones Diferentes (desafortunado título para una cinta que en el resto del continente se llamó Escondidos en Brujas) combina escenas de una violencia bastante gráfica con bromas políticamente incorrectas (geniales e inspiradas, dicho sea de paso) y de refilón, un debate moral sobre los conflictos y culpas que carga un asesino, cuando recuerda un caso en particular que le martilla la conciencia.

No es casual que mientras analizan una pintura, Ray y Ken empiecen a filosofar sobre el cielo, el infierno y el purgatorio. Para ellos, Brujas es una ciudad donde han venido involuntariamente a purgar sus pecados y pagar por las consecuencias de sus actos. El guión demuestra, con giros que aportan suspenso y mucha ironía, que las acciones más insignificantes pero salpicadas de malicia, luego regresan con un efecto destructivo.

Título original: In Bruges
País y Año: Reino Unido 2008
Director: Martin McDonagh
Actores: Colin Farrell, Brendan Gleeson, Ralph Fiennes, Clémence Poésy, Jérémie Renier, Jordan Prentice
Calificación: ****