22 dic. 2009

Premios por gremios: globos y más

Comenzó una de las épocas con más adrenalina para los cinéfilos: la temporada de premios en Hollywood. La semana pasada tuvimos el anuncio de nominados al Globo de Oro y los SAG Awards, mientras que los críticos de las principales ciudades de Estados Unidos también publicaron sus listas de ganadores.

Los Globos


La Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood es la encargada de entregar los Golden Globes a las mejores producciones de cine y televisión. Este año, la película más nominada ha sido Up in the air, dirigida por Jason Reitman (Gracias por fumar, Juno) y protagonizada por George Clooney, quien interpreta a un hombre encargado de viajar por todo el país despidiendo gente de su empresa. Parte como favorita con 6 nominaciones: película de drama, director, actor de drama (Clooney), actriz de reparto (tanto Anna Kendrick como Vera Farmiga) y guión.


Le sigue en número de nominaciones el musical Nine, mi película más esperada del año. Compite en los tres rubros principales de la división comedia/musical: mejor película, actor (Daniel Day-Lewis) y actriz (Marion Cotillard). Además, está nominada a mejor actriz secundaria (Penélope Cruz) y mejor canción original (la contagiosa “Cinema Italiano” interpretada por Kate Hudson).


Bastardos sin Gloria de Quentin Tarantino también ha logrado varias nominaciones: película de drama, director, guión y actor de reparto (Christoph Waltz). Es un hecho que esta película es el gran retorno de Tarantino a las ceremonias de premiación, después de que ganara el Oscar por el guión de Pulp Fiction hace 15 años.

El resto de nominados en todas las categorías aquí.

El Sindicato de Actores

Los actores conforman el mayor bloque de votantes del Oscar, por eso los premios del Sindicato de Actores (SAG Awards) son un claro indicador de lo que sucederá meses después en los premios de la Academia. Este año, las cinco películas que compiten por el premio a mejor elenco del año son:

Nine: Daniel Day-Lewis, Marion Cotillard, Penélope Cruz, Nicole Kidman, Kate Hudson, Judi Dench, Sophia Loren y Fergie.

Bastardos sin Gloria: Christoph Waltz, Mélanie Laurent, Brad Pitt, Diane Kruger, Michael Fassbender, Mike Myers, entre otros.

Precious: Based on the Novel Push by Sapphire: Mariah Carey, Lenny Kravitz, Mo'Nique, Gabourey 'Gabby' Sidibe, entre otros.

The Hurt Locker: Jeremy Renner, Christian Camargo, Evangeline Lilly, entre otros.

An Education: Carey Mulligan, Peter Sarsgaard, Alfred Molina, Emma Thompson, Dominic Cooper, entre otros.

El resto de nominados en todas las categorías aquí.

Los críticos

Las asociaciones de críticos de las principales ciudades de Estados Unidos también entregan sus premios al inicio de diciembre y, por lo general, eligen a los mismos ganadores, con lo cual marcan las tendencias de lo que se verá en el resto de la temporada de premios.


The Hurt Locker ha sido elegida la mejor película del año por los críticos de Chicago, San Francisco, New York, Los Angeles y Boston. Es una película de drama, acción y suspenso que narra el peligro al que se enfrenta un escuadrón del ejército de EEUU en Iraq. Los críticos de Washington votaron, en cambio, por Up in the air.

El voto para el mejor director ha sido unánime en todas las ciudades: Kathryn Bigelow por The Hurt Locker. Si su buena racha se mantiene, se convertiría en la primera mujer en la historia en ganar el Oscar a mejor director. Como dato curioso, Bigelow estuvo casada con James Cameron (Titanic) y este año compite en el Globo de Oro contra él, ya que él está nominado por Avatar.

El premio a mejor actor ha estado repartido entre varios intérpretes, lo que hace más interesante la competencia. George Clooney (Up in the air) fue elegido por los críticos de Washington y New York, Colin Firth (A Single Man) ganó en San Francisco, Jeff Bridges (Crazy Heart) triunfó en Los Angeles y Jeremy Renner (The Hurt Locker) fue el vencedor en Boston y Chicago.

El premio a mejor actriz también está peleado. Meryl Streep (Julie & Julia) es la favorita de los críticos de San Francisco, New York y Boston. Chicago y Washington votaron por la revelación británica Carey Mulligan (An Education), mientras que en Los Angeles se decidieron por la actriz belga Yolande Moreau (Seraphine).

Christoph Waltz, quien interpretó al despiadado Coronel Hans Landa en Bastardos sin Gloria comenzó a cosechar premios en mayo en el Festival de Cannes y ahora continúa siendo una fuerza imparable al llevarse prácticamente todos los galardones de mejor actor de reparto que han entregado los críticos. El Oscar es casi suyo.

La comediante Mo'Nique también ha sido una ganadora imbatible hasta ahora, llevándose todos los trofeos de mejor actriz de reparto de la crítica por su papel de madre abusiva en el drama independiente Precious.

El 2 de febrero conoceremos los nominados al Oscar y seguramente muchos de estos actores ya tienen su pase asegurado al Teatro Kodak para la ceremonia del 7 de marzo.

1 dic. 2009

2012: Número repetido

¿Cuántas veces hemos visto el mundo destruirse ante nuestros ojos por obra y gracia de desastres naturales o de ataques alienígenas? Han sido tantas que el legado de estas obras conforma el subgénero de las “películas de desastre”. La más reciente versión del fin del mundo se llama 2012 y arrastra consigo todos los clichés que hemos visto una y otra vez en cintas similares.

Los mayas predijeron que el 21 de diciembre de 2012 sería el final de una era y la tierra sufriría importantes modificaciones. La película lleva esta predicción a extremos fatalistas para mostrarnos una destrucción total del planeta, producida por terremotos e inundaciones.

Por supuesto, tienen que haber los estereotipos de rigor como el padre de familia común y corriente que se convierte en héroe… mejor dicho, en mesías. Y además, mientras salva al mundo, nuestro protagonista Jackson Curtis (John Cusack) se da tiempo para intentar reconciliarse con su familia, tal como hicieron los respectivos héroes de El día después de mañana y La guerra de los mundos.

Otro cliché bastante común en este tipo de películas es el presidente de Estados Unidos con vocación de mártir y profeta. En este caso, Danny Glover interpreta a un presidente negro (para estar a tono con los tiempos) que da conmovedores discursos de moral y de sacrificio mientras se inmola en nombre de su nación. Por supuesto, mientras los protagonistas estadounidenses son los hérores que salvan al mundo y son inmunes a la catástrofe, los personajes secundarios rusos son viciosos y antipáticos, y por tanto no tienen el mismo derecho a sobrevivir.

Al margen de los estereotipos y de un guión tan absurdo y predecible que termina siendo el mayor desastre de la película, vale la pena destacar los impactantes efectos visuales. La destrucción de la ciudad de Los Angeles, del Parque Yellowstone o la Capilla Sixtina, por citar sólo algunos ejemplos, conforman un gran espectáculo.

Por lo demás, quedan para el salón de la vergüenza escenas infames como la de John Cusack gritando desesperado “¡Donaaa!” cuando un donut gigante se interpone en su camino en la carretera. No sabemos si ese accidente estaba escrito en las predicciones de los mayas, pero de seguro en el año 2012 será divertido comprobar que el mundo sigue girando sin que los donuts nos caigan encima y que los guionistas de Hollywood siguen reciclando los clichés de estas cintas al mismo tiempo que los técnicos de efectos visuales ponen el ojo sobre nuevos monumentos apeteciblemente destructibles.

Título original: 2012
País y Año: Estados Unidos 2009
Director: Roland Emmerich
Actores: John Cusack, Amanda Peet, Chiwetel Ejiofor, Thandie Newton, Woody Harrelson, Danny Glover, entre otros.
Calificación: **