27 ago. 2010

Lady Papa

La Pontífice cuenta la leyenda de una mujer que llegó a ser Papa en el Siglo IX. Johanna (Johanna Wokalek) sufrió una infancia miserable, por culpa de su abusivo y misógino padre que creía firmemente que las mujeres no debían tener educación. Pero Johanna tenía una enorme sed de conocimiento y aprendizaje que la llevó a estudiar en la escuela de la catedral, siendo la única alumna entre varios hombres.

Su vida, marcada por aventuras y sacrificios, la llevó más adelante a disfrazarse de hombre para poder entrar al monasterio, donde aprendió a curar enfermedades. Su destino la condujo finalmente a Roma, donde se ganó la confianza del Papa Sergio (John Goodman).

Esta cinta procedente de Alemania (en coproducción con el Reino Unido, Italia y España) se plantea el reto de resumir la vida de esta mujer revolucionaria desde su nacimiento hasta el esperado momento en que llega a ser Papa. Y como en otras cintas que recorren la vida entera de un personaje, algunos pasajes resultan más apasionantes que otros.

Cada vez que Johanna manifiesta su espíritu inconforme con las reglas impuestas a las mujeres de su época y utiliza todos sus recursos para aprender y ayudar a los demás, resulta sencillo identificarnos con su lucha y comparar cómo en pleno Siglo XXI muchas minorías siguen siendo tratadas como ciudadanos de segunda categoría, sin igualdad de derechos.

La Pontífice tiene también una línea argumental que explora el romance imposible entre Johanna y el guerrero Gerold (David Wenham). Al igual que en las telenovelas clásicas, su felicidad se posterga durante décadas por culpa de los más increíbles obstáculos. Felizmente, ese romance cumple un rol secundario y no opaca el trayecto principal de Johanna.

Aunque se evidencia cierto maniqueísmo, es decir, los personajes “buenos” son nobles como santos y los “malos” son caricaturas de la crueldad, la cantidad de personajes que conoce Johanna en cada episodio va renovando el interés del espectador y genera más intriga por saber cómo avanzará la trama.

Estamos ante una leyenda que podría tener ciertos elementos verídicos o podría ser una simple ficción. Finalmente no importa si realmente existió esta supuesta pontífice, porque la película plantea el debate sobre si hoy estamos preparados para tener a una mujer ocupando el cargo más importante en la jerarquía de la Iglesia Católica.

Título original: Die Päpstin
País y año: Alemania, Reino Unido, Italia y España 2009
Director: Sönke Wortmann
Actores: Johanna Wokalek, David Wenham, John Goodman, Ian Glen, Edward Petherbridge, Anatole Taubman, entre otros.
Calificación: ***

23 ago. 2010

Mar de Sombras II

Ficción en Competencia – México


Alamar de Pedro González es la crónica de un viaje que realizan mar adentro Jorge, un joven de origen maya, y su pequeño hijo Natan, quien está a punto de irse a vivir a Italia con su madre. La cámara sigue las acciones cotidianas del padre y el niño en medio del mar, filmando cómo se mimetizan con la naturaleza y se sirven de ella para sobrevivir.

La narración poco convencional, desprovista de trucos y giros inesperados, nos invita a convertirnos en compañeros de viaje en una travesía paradisíaca que sirve de despedida a los dos protagonistas. El niño representa cómo el contraste entre dos culturas (la occidental de su madre italiana y la ancestral de su padre maya) puede permitir un mutuo enriquecimiento. La preciosa fotografía fue reconocida como la mejor de las películas en competencia. Calificación: *** ½.

Ficción en competencia – Colombia


El vuelco del cangrejo de Óscar Ruiz Navia es otra odisea marina, pero está en la orilla opuesta de Alamar. Daniel es un hombre silencioso que llega al pueblo costeño de La Barra y permanece estancado ahí hasta que consiga una lancha que le permita seguir su viaje.

Aquí también se evidencia un contraste de culturas, pero desde una perspectiva de choque entre los nativos de la zona y los hombres blancos que llegan a “traer” el progreso, materializado en hoteles y otros negocios. El mejor personaje de la cinta es una niña con mucha determinación, que se convierte en la mejor amiga del protagonista. Lo más flojo se encuentra en algunas escenas adormecidas de letargo que pueden lucir muy bien, pero que no aportan mucho a la historia. Calificación: ** ½.

Documentales en Competencia


Nostalgia de la luz de Patricio Guzmán es un documental chileno que nos lleva desde el desierto de Atacama hacia los confines del universo y de la memoria. Expone el metódico trabajo de los astrólogos que observan con sus telescopios los cuerpos celestes, mientras algunas mujeres buscan los cuerpos inertes de sus familiares desaparecidos y enterrados en el desierto durante la dictadura de Pinochet.

El cineasta se vale de imágenes poéticas para narrar recuerdos de su infancia que están relacionados con la historia y geografía de su país. Las entrevistas a los astrólogos son interesantes hasta cierto punto, pero se ven opacadas por los testimonios desgarradores de las personas que siguen buscando entre rocas y arena algún rastro de sus seres queridos después de varias décadas de incertidumbre. Recibió una mención especial del jurado oficial. Calificación: *** ½.


Los dos Escobar se sitúa en un momento crítico de la historia de Colombia, cuando Pablo Escobar, capo del narcotráfico, era una figura poderosa y sanguinaria. Aunque compartía el mismo apellido, Andrés Escobar era lo contrario a Pablo: era el heroico capitán de la selección colombiana de fútbol, que tuvo la mala suerte de anotar un autogol en el Mundial de Estados Unidos 94 y que fue asesinado al regresar a su país.

Este documental dirigido por Jeff y Michael Zimbalist presenta de manera clara y contundente las relaciones peligrosas entre el narcotráfico y el fútbol. Con grandes dosis de emoción, narra el ascenso y caída de su selección, que se convirtió en un motivo de orgullo nacional al brillar en las eliminatorias del mundial, hasta que el fantasma nefasto del narcotráfico manchó y desangró todo a su paso. Calificación: *** ½.

Presentaciones Especiales


Sólo un hombre (A Single Man) es la primera película dirigida por el conocido diseñador de modas Tom Ford. La película muestra un día en la vida de George (Colin Firth), un profesor universitario que durante la década de 1960 pierde a su pareja en un accidente y no puede soportar su ausencia.

A pesar del dolor y ansiedad que transpira esta historia, la belleza sobrecogedora se apodera de cada encuadre gracias a la fotografía, música y la magistral actuación de Colin Firth, quien ganó el trofeo al mejor actor en el Festival de Venecia y fue nominado al Oscar. Tom Ford ha tenido un auspicioso debut confeccionando esta obra de arte que emociona a partir de la sutileza. Calificación: **** ½.


El escritor fantasma (The Ghost Writer) es el más reciente film del polémico Roman Polanski. El Primer Ministro Británico (Pierce Brosnan) contrata a un escritor (Ewan McGregor) para que se encargue de escribir sus memorias. El encargo se torna cada vez más siniestro, a medida que aparecen turbias revelaciones que ponen en peligro la vida del escritor.

Lo más destacado del thriller es su creciente clima de tensión y de peligro inminente. Sin embargo, hacia el final se descarrila con hechos fortuitos y un desenlace abrupto, los que le restan credibilidad al producto final. Calificación: ***.

18 ago. 2010

Mar de Sombras I

Este año se sintió aroma de mujer en el Festival de Lima, XIV Encuentro Latinoamericano de Cine. El jurado estuvo conformado en su mayoría por destacadas cineastas como Claudia Llosa, Lucrecia Martel y María Novaro, así como la periodista y escritora Rosa Montero. Ellas eligieron como mejor película latinoamericana a la brasileña Hotel Atlántico, dirigida por Suzana Amaral y el segundo lugar (premio especial del jurado) también fue para una película dirigida por una mujer: Agua Fría de Mar, de Paz Fábrega (Costa Rica).

No pude ver ninguna de esas dos películas, pero sí vi otras 10 provenientes de las secciones de ficción, documental y presentaciones especiales. Coincidentemente, algunas películas estuvieron ambientadas en el espacio marítimo y las demás que se quedaron ancladas en tierra firme, igual nos ofrecieron un mar de historias y anécdotas dignas de contarse.

Ficción en Competencia - Perú

La presencia peruana este año fue especialmente destacada. Además de Paraíso, la cual estuvo en nuestra cartelera hace unos meses, tuvimos otras dos representantes que venían cargando bajo el brazo importantes premios conseguidos en festivales de cine en el extranjero.


Contracorriente de Javier Fuentes-León narra el dilema de un pescador (Cristian Mercado), quien tras ocultarle a su esposa embarazada (Tatiana Astengo) y al resto de su pueblo conservador, que vive un romance con un pintor (Manolo Cardona), se verá obligado a tomar una decisión drástica sobre su destino.

La narración comienza como un clásico triángulo amoroso, pero sorprendentemente vira hacia el realismo mágico, convirtiéndose en un cuento conmovedor y emocionante que trasciende los límites de este mundo. Destacan las actuaciones de los tres protagonistas, así como el retrato de la intolerancia y el miedo a la libertad del alma, las cuales muchas veces hacen naufragar una relación. Con toda justicia, recibió el premio del público a la mejor película en este festival, tal como ocurrió en los festivales de Sundance, Cartagena, Miami, Montreal, Chicago y un largo etcétera que sigue nadando contra la corriente. Calificación: ****.


Octubre de los hermanos Daniel y Diego Vega nos presenta a un peculiar personaje: Clemente (Bruno Odar), un prestamista avaro y apático, quien encuentra una bebé abandonada en su casa. Mientras busca a la madre de la niña, su vecina Sofía (Gabriela Velásquez), devota del Señor de los Milagros, se hace cargo de la niña e intenta ganarse el cariño de Clemente.

Esta ópera prima de los hermanos Vega ganó el Premio del Jurado en la sección Un Certain Regard del Festival de Cannes, nada menos. Se trata de una cinta valiosa por la soberbia actuación de Odar (quien debió llevarse el trofeo a mejor actor) y por su visión sarcástica de varios elementos reconocibles de la “viveza criolla” que nos caracteriza como país. Sin embargo, el final abierto y algo confuso decepciona y desentona con el resto de la cinta. Calificación: ***.

Ficción en Competencia – Argentina


Carancho de Pablo Trapero está protagonizada por el conocido actor Ricardo Darín, quien interpreta a Sosa, un abogado que se aprovecha de las víctimas de los accidentes de tránsito y de las aseguradoras, a quienes intenta sacar mucho dinero. Una noche conoce a Luján (Martina Gusmán), una doctora que atiende las emergencias de esas mismas víctimas y que lucha contra una adicción.

El director Pablo Trapero arrasó hace dos años con todos los premios en el Festival de Lima gracias a la notable Leonera, también protagonizada por Gusmán, su esposa y musa. En Carancho, el resultado es muy bueno, pero no sobresaliente. De todos modos, se mantiene intacto su talento para filmar de manera cruda y directa los crímenes y abusos de poder, así como las manifestaciones más espontáneas de amor. Darín, quien se luce como ya es costumbre, fue homenajeado en la clausura del festival gracias a su brillante trayectoria artística. Calificación: *** ½.


Rompecabezas
de Natalia Smirnoff es una adorable comedia sobre un ama de casa abocada a atender a su familia. En su cumpleaños le regalan un rompecabezas y se vuelve adicta a armarlos en corto tiempo. Sin avisarle a nadie, se anima a participar en un torneo local que la puede llevar a competir a nivel mundial.

María Onetto, la protagonista, recibió el premio a la mejor actriz según el veredicto del jurado oficial, un merecido reconocimiento a una actuación armada meticulosamente a partir de pequeños gestos que muestran la evolución de esta mujer y la posibilidad de emanciparse de su condición de esclava de su propia familia. Otras piezas clave son la dirección y el guión de Smirnoff, quien ojalá se hubiera atrevido a armar un final más audaz. Calificación: *** ½.

En la próxima entrada: México y Colombia, así como los documentales y presentaciones especiales.

10 ago. 2010

Nos vemos en otra existencia

La cartelera comercial ha despertado de su letargo gracias a dos estrenos que son motivo de celebración. El Origen nos inserta en el mundo de los sueños y de las realidades paralelas que vivimos en ellos. Desde el otro lado del globo terráqueo, la cinta japonesa La felicidad de vivir nos presenta una curiosa manera de renacer en medio de cuerpos inertes.

El laberinto de los sueños

Christopher Nolan es un director y guionista británico que se ganó el prestigio de la industria gracias a trabajos como Amnesia (Memento) y El Caballero de la noche (The Dark Knight). En ambas cintas demostró una gran ambición y visión creativa, características que vuelven a aparecer en su nueva cinta, El Origen (Inception).

Esta superproducción de ciencia ficción es protagonizada por Leonardo DiCaprio, quien interpreta a Cobb, integrante de una banda criminal de alto vuelo que puede entrar en los sueños de otras personas para robar sus ideas. Cuando Cobb desea retirarse del negocio, lo tientan con un gran desafío: ingresar en la mente del heredero de un magnate para “sembrarle” la idea de destruir su imperio empresarial.

Dos líneas argumentales se ven marcadas por conflictos familiares. De un lado, Cobb es atormentado por la presencia de su esposa Mal (Marion Cotillard). De otro lado, el heredero Robert Fischer (Cillian Murphy) carga con la culpa de no cumplir las expectativas de su poderoso padre.

El Origen es un complejo laberinto en el que se van multiplicando las puertas falsas y rutas de escape hacia otros niveles narrativos, a medida que los personajes se introducen en un sueño que está dentro de otro sueño y así sucesivamente. Nolan llega a abusar un poco del recurso narrativo de las “cajas chinas” (una historia dentro de otra), quizás por esa insaciable ambición de la que hablaba al inicio.

Aunque esta experiencia puede resultar confusa, no deja de ser fascinante, envolvente y desafiante. Es una cinta de acción con un guión bien elaborado y que nos plantea interesantes dilemas filosóficos sobre elegir entre la cruda realidad y la tentadora evasión de la misma.

Título original: Inception
País y año: Estados Unidos, Reino Unido 2010
Director: Christopher Nolan
Actores: Leonardo DiCaprio, Joseph Gordon-Levitt, Ellen Page, Tom Hardy, Ken Watanabe, Marion Cotillard, Cillian Murphy, entre otros.
Calificación: ****

La necesidad de morir

Okuribito es una cinta japonesa que en inglés se llamó Departures y que aquí ha tenido el desafortunado título de La felicidad de vivir, el cual resulta patético porque desvía el foco de su gran potencial dramático hacia el sentimentalismo más empalagoso.

Daigo (Masahiro Motoki) toca el chelo en una orquesta, pero cuando ésta se disuelve decide regresar a su pueblo natal junto a su esposa. Ahí encuentra trabajo en una empresa que se dedica a preparar cadáveres para el funeral, desde la limpieza del cuerpo hasta el maquillaje y vestimenta.

La película aborda con mucho humor el proceso de asimilación de Daigo ante un trabajo que al inicio le produce rechazo, asco y miedo. Y no sólo a él, su esposa y otras personas de su entorno repudian sus actividades por considerarlas impuras.

Sin embargo, el arco dramático del protagonista muestra una evolución hacia la realización personal, al comprender que en ese rito fúnebre no sólo está limpiando un cuerpo sin vida, sino que está alistando a esta persona para la despedida final de sus seres queridos y su posible tránsito a otra etapa de su existencia.

Quizás se le puede reprochar un final ciertamente predecible, pero no es difícil entender por qué ganó el Oscar a mejor película en idioma extranjero del 2008. Es una película emotiva, con una notable actuación central y una magnífica banda sonora, que estremece a todos aquellos que hemos tenido que despedir a alguien muy querido, y que hemos vivido en esa ceremonia del adiós una mezcla de emociones que van desde el desconsuelo al recuerdo feliz, anclándose finalmente en un sereno “hasta luego”.

Título original: Okuribito
País y año: Japón 2008
Director: Yôjirô Takita
Actores: Masahiro Motoki, Tsutomu Yamazaki, Ryoko Hirosue, entre otros.
Calificación: ****