29 ene. 2011

El nerd ambicioso vs. El rey tartamudo

Desde el inicio de la temporada de premios, Red Social (The Social Network) se convirtió en la película favorita para llevarse el Oscar a mejor película (lleva en su haber más de una veintena de trofeos), hasta que le apareció una fuerte competidora vestida con traje de gala y hablando con acento inglés. El discurso del rey (The King's Speech) recibió 12 nominaciones (versus las 8 de Red Social), lo cual la convierte en la película más nominada del año y demuestra que cuenta con el respaldo de la mayoría de gremios de la Academia. Además, el Sindicato de Productores de Hollywood (PGA) le entregó la semana pasada el trofeo a la mejor cinta del año, lo cual es un gran indicador de su creciente popularidad.

Las otras ocho nominadas a mejor película son: la cinta de ciencia ficción El Origen (Inception), la animada Toy Story 3, el western de los hermanos Coen Temple de acero (True Grit), el thriller psicológico El Cisne Negro (Black Swan), el drama de boxeo The Fighter, la comedia independiente sobre una pareja de lesbianas The Kids are All Right, la historia de supervivencia 127 Horas (127 Hours) y el drama con elementos de misterio Winter's Bone.

Los actores

Por segundo año consecutivo Jeff Bridges y Colin Firth compiten en la categoría de mejor actor. El año pasado Bridges fue el triunfador gracias a Crazy Heart y esta vez es nominado por Temple de acero, pero todo indica que ahora Firth tendrá su venganza: es el gran favorito a llevarse el Oscar por su interpretación de George VI en El discurso del rey. Completan la terna Jesse Eisenberg (Red Social), Javier Bardem (Biutiful) y James Franco (127 Hours), quien además compartirá el rol de maestro de ceremonias junto a Anne Hathaway.



En la categoría de mejor actriz se repite el clásico duelo de una joven en ascenso vs. una diva veterana. La probable ganadora es Natalie Portman por su papel de la atormentada bailarina de ballet en El Cisne Negro. La única que podría hacerle la competencia es Annette Bening, quien interpreta a una madre lesbiana en The Kids are All Right. Ambas se llevaron el Globo de Oro a mejor actriz de drama y comedia, respectivamente. Las otras actrices nominadas son Michelle Williams (Blue Valentine), Jennifer Lawrence (Winter's Bone) y la estupenda Nicole Kidman (Rabbit Hole), quien logra su tercera nominación al Oscar después de Moulin Rouge! y Las Horas.

Las extranjeras

Lamentablemente, la peruana Contracorriente quedó fuera de competencia en la categoría de mejor película en idioma extranjero. La única representante de Latinoamérica este año es la mexicana Biutiful, dirigida por Alejandro González Iñárritu (Amores Perros, 21 Gramos, Babel) y protagonizada por Javier Bardem, quien ganó el premio a mejor actor en el Festival de Cannes. Las críticas señalan que es una historia deprimente que gira en torno a la muerte.

Algunos consideran que la favorita es la danesa Hævnen (Civilization), ganadora del Globo de Oro a mejor película extranjera. Muestra los problemas de dos familias, unidas por los juegos de violencia que practican sus hijos.

Otra fuerte candidata es la griega Kynodontas (Dogtooth o Canino). Cuenta la claustrofóbica historia de un padre que ha criado a sus tres hijos encerrados en una mansión, sin ninguna influencia del mundo exterior. La cinta causó una gran controversia desde que se estrenó en el Festival de Cannes, donde se llevó el premio mayor en la sección Una cierta mirada.

Siguiendo con la tendencia de explorar conflictos familiares, la canadiense Incendies trata sobre dos gemelos que viajan a Medio Oriente buscando pistas sobre el enigmático pasado de su madre recién fallecida. Finalmente, la candidata de Argelia es Hors-la-loi (Outside the Law), la cual entrecruza el destino de tres hermanos que luchan porque su nación se independice de Francia después de la Segunda Guerra Mundial.

Película animada

Las tres representantes del cine de animación son: la última genialidad de Pixar Toy Story 3, la francesa El Ilusionista y Cómo entrenar a tu dragón (de los estudios Dreamworks). La favorita es Toy Story 3, que no sólo es la película más taquillera de 2010 en el mundo entero, sino que además cuenta con el apoyo unánime de la crítica. Después de tres años consecutivos de llevarse el Oscar en esta categoría (Ratatouille, Wall E y Up), Pixar no parece tener intenciones de cederle el trono a nadie.

17 ene. 2011

Un artista en vías de extinción

En la cartelera de Buenos Aires hubo un título que llamó mi atención y me condujo hacia la sala de cine más cercana al Obelisco. Se trata de El Ilusionista, una película francesa y animada que no tiene nada que ver con la cinta homónima de 2006 protagonizada por Edward Norton.

La historia está ambientada en 1959. Un mago circunspecto, alto y no tan joven se queda sin trabajo en París y viaja a Escocia, donde su trabajo es más apreciado, especialmente por una chica pobre y soñadora que decide acompañarlo en sus travesías y fantasear con una vida en la que las ilusiones reemplazan sus carencias.

Al igual que Wall E, otra lograda cinta de animación, El Ilusionista tiene escasos diálogos y requiere suma atención para captar todos los detalles. Con complicidad, adivinamos (y compartimos) las sensaciones que viven el mago y su mayor admiradora.

Además del dúo protagónico, la película exhibe en vitrina algunos personajes secundarios que están compuestos con una admirable riqueza de detalles. Destacan los excéntricos artistas que conviven en el mismo edificio: un payaso suicida, un ventrílocuo alcohólico y unos acróbatas hiperactivos. Quien también está para sacarse el sombrero (literalmente) es el conejo del mago, un animal indomable y escurridizo.

Una escena que resume el carácter agridulce de la cinta muestra al mago detrás del escenario, metiendo los ases bajo la manga y preparando sus trucos, mientras la banda de rock Billy Boy and the Britoons hace delirar a la audiencia femenina. Cuando por fin le toca entrar a escena, el teatro está casi vacío. El ilusionista se enfrenta así a la obsolescencia: el penoso trance de pasar de moda.

El director Sylvain Chomet alcanzó notoriedad internacional con la cinta animada Les triplettes de Belleville (nominada al Oscar) y también participó de la cinta París, yo te amo, dirigiendo el segmento "Tour Eiffel", sobre dos mimos que se enamoran. Al igual que en ese cortometraje, El Ilusionista también explora temas como el estado efímero de las ilusiones, la incomprensión e intolerancia frente al arte y la soledad a la que muchas veces se enfrentan los artistas.

Esta cinta es una pequeña joya que se vale del humor y la tristeza para recalcar la necesidad de creer en algo que nos sacuda las telarañas del conformismo. También es un homenaje a aquellos artistas que están en peligro de extinción, frente a nuevas tendencias que calan más hondo en el gusto popular a pesar de que no tienen una esencia tan duradera.

Título original: L'illusionniste
Director: Sylvain Chomet
País y Año: Francia 2010
Con las voces de: Jean-Claude Donda, Eilidh Rankin, entre otros.
Calificación: ****

9 ene. 2011

Balance 2010: El año de las almas solitarias

Las mejores películas del año que acaba de terminar tienen en común personajes que se sienten solos, olvidados o arrinconados. Sin embargo, acompañándolos hemos descubierto nuevos e inolvidables mundos.

1. Red Social (The Social Network). El origen de la onda expansiva de Facebook es un agudo y entretenido análisis de la generación que documenta su vida en internet, con su doble rostro voyeurista y exhibicionista. Además, pasa el cursor sobre otros temas como la ética en los negocios, el frágil concepto de la amistad en tiempos de Facebook y la necesidad de trascender en un entorno competitivo.

2. Un hombre solo (A Single Man). El estado de desolación y desconsuelo en el que queda un hombre de luto nunca fue filmado con tanta sofisticación. El director Tom Ford muestra la belleza en medio del dolor y el conflicto de un hombre por resistirse a dejar ir la mitad de su existencia.

3. Zona de Miedo (The Hurt Locker). En el caos que transpiran las calles de Irak, un comando de élite debe desactivar bombas con la pericia de un cirujano. Esta mirada frontal a la paranoia de los soldados estadounidenses ofrece además escenas de suspenso perfectamente orquestadas.

4. La cinta blanca (Das weisse Band - Eine deutsche Kindergeschichte). En una aldea alemana de hace un siglo, regida por tradiciones y reglas estrictas, varios sucesos extraños muestran un grado de violencia e intolerancia inquietante. Los niños aprenden por imitación y en esta cinta la crueldad se hereda y se magnifica.

5. Toy Story 3. La mejor cinta animada del año es un emotivo adiós a la edad de la inocencia. La aventura y la comedia juegan a los pies de temas más bien adultos como el miedo al cambio y a asumir nuevas responsabilidades. No en vano Quentin Tarantino la escogió como su película favorita de 2010.

6. Amor sin escalas (Up in the air). Ambientada en aeropuertos, aviones y oficinas, esta cinta captura con mucha clase los efectos de la crisis económica y de las relaciones afectivas: la desolación del desempleo, el abandono de la pareja o el dilema del compromiso con aquello a lo que siempre le huimos.

7. El origen (Inception). Christopher Nolan nos introduce en el mundo onírico. Arma un apasionante laberinto, con infinitas puertas que conducen hacia la culpa, la envidia y la fascinación por los recuerdos de tiempos pasados. Vivir soñando nunca fue una tarea tan compleja y desafiante para los sentidos.

8. Los Abrazos Rotos. Lo más reciente de Almodóvar explora los romances tormentosos, tocados por la fatalidad y la pasión desbordante. Con un protagonista que parece su alter ego, Pedro le declara el amor al cine y su poder expresivo.

9. La felicidad de vivir (Okuribito). Esta película japonesa expone la preparación de los ritos fúnebres, reconciliando el humor inesperado con la solemnidad de la despedida a aquellos que nos llevan la delantera.

10. El secreto de sus ojos. La obsesión es una constante en esta cinta argentina que sorprende y emociona de inicio a fin. Cuenta con un diseño de producción impecable, así como notables actuaciones del trío protagónico.

Casi…

¿Quiénes se quedaron a punto de entrar al top ten? La isla siniestra (Shutter Island) de Martin Scorsese y la sueca Criatura de la noche fueron excelentes representantes del género de terror. Nine fue un musical glamoroso que reunió a uno de los mejores elencos del año. Contracorriente y Paraíso (y en menor medida, Octubre) demostraron que el cine peruano sigue evolucionando gracias a propuestas diferentes y arriesgadas.

Las decepciones

A diferencia de años anteriores, esta vez tuve mejor suerte porque no me topé con ninguna película realmente mala. Aún así, de todas maneras me llevé algunas decepciones, en especial porque se trató de cintas que teniendo un gran potencial me dejaron un sinsabor: Alicia en el país de las maravillas (Alice in Wonderland), Desde mi cielo (The lovely bones), Shrek para siempre (Shrek forever after) y El Príncipe de Persia (Prince of Persia).

3 ene. 2011

Balance 2010: Actos de (gran) presencia

Entre todos los estrenos de 2010, quisiera destacar diez actuaciones que inundaron la pantalla con su grandeza.

1. Colin Firth, Un hombre solo (A Single Man). George acaba de perder al amor de su vida y por eso decide que ya no quiere vivir más. Firth está impecable en el registro de la soledad, angustia y nostalgia. Una escena memorable: su reacción al enterarse que su pareja ha sufrido un accidente.

2. Mo'Nique, Preciosa (Precious). Mary es la abusiva madre de Precious, una adolescente a la que trata como si fuera su esclava, humillándola de mil maneras. Una escena memorable: la confrontación final en la oficina de la asistenta social, en la que Mary intenta justificar sus horrendos actos.

3. Marion Cotillard, Nine. Luisa Contini es la esposa del mujeriego director de cine Guido Contini. La francesa Marion Cotillard es la mayor atracción de este espectacular musical. Una escena memorable: Luisa le canta a Guido “Take it all” y se despide con una frase lapidaria: “You take everything… and I'm empty”.

4. Jeff Bridges, Loco Corazón (Crazy Heart). Bad Blake es un cantante de música country, alcohólico y autodestructivo. Una escena memorable: Bad queda al cuidado de Buddy, el pequeño hijo de su pareja Jean, pero cuando lo pierde de vista en un bar, la desesperación se apodera de él (y de toda la audiencia).

5. Bruno Odar, Octubre. Clemente es un prestamista bastante tacaño e incapaz de expresar emociones, cuya vida se ve transformada ante la misteriosa aparición de una bebita abandonada por su madre. Una escena memorable: Clemente intenta deshacerse de un billete falso una y otra vez.

6. Jesse Eisenberg, Red Social (The Social Network). Mark Zuckerberg es un nerd ambicioso, envidioso y torpe en sus relaciones interpersonales. Aunque intenta aparentar que nada le afecta y se escuda en el sarcasmo para defenderse de las acusaciones, en el fondo sólo quiere ser popular. Una escena memorable: En medio de una discusión con su novia, Mark la humilla y subestima con su acostumbrada autosuficiencia, pero se vuelve vulnerable cuando ella le devuelve el golpe.

7. Carey Mulligan, Enseñanza de Vida (An Education). Jenny es una adolescente londinense que en plena década del 60 sueña con vivir una vida sofisticada y encuentra un hombre de 30 años que le ofrece un atajo hacia su sueño. Una escena memorable: Jenny confronta a David sobre el secreto que él escondía y lo que ella acaba de dejar pasar. De un momento a otro, ha madurado.

8. Anna Kendrick, Amor sin escalas (Up in the air). Recién salida de la universidad, Natalie Keener entra a una compañía encargada de despedir personal. Es la típica sabelotodo que vuela alto porque cree dominar la teoría, pero en la práctica se estrella contra la realidad. Una escena memorable: Cuando Natalie comienza a implementar el plan de despedir a la gente por videoconferencia, las consecuencias son inesperadas.

9. Leonardo DiCaprio, La isla siniestra (Shutter Island). Teddy Daniels es un policía que viaja a una isla remota para averiguar la desaparición de una asesina en un hospital siquiátrico, pero lleva sus propios demonios consigo. Una escena memorable: En un final abierto, Teddy se pregunta qué es peor, "si vivir como un monstruo o morir como un hombre bueno".

10. Morgan Freeman, Invictus. Nelson Mandela asume la presidencia en Sudáfrica y aprovecha el campeonato mundial de rugby para unir a su fragmentada nación. Freeman interpreta al líder balanceando el carisma del líder político y la serenidad del hombre pacifista. Una escena memorable: Mandela recita un poema que termina con los versos “I am the master of my fate. I am the captain of my soul”.