22 abr. 2011

El viaje de los que sobran

Dos comedias recientemente estrenadas nos llevan de paseo por los exóticos confines del relajo y el absurdo. La primera escala es en Rio de Janeiro, Brasil. La segunda, en Hawái, Estados Unidos. Desabróchense los cinturones.

Postales brasileñas

Blu es un guacamayo azul domesticado que viaja junto a su dueña desde la helada Minnesota hacia la cálida Rio de Janeiro para conocer a Perla, la última hembra sobreviviente de su especie. Por ser aves tan exóticas, caen en las garras de una cacatúa inescrupulosa, que forma parte de una banda de traficantes. Su sueño de libertad se complica porque el tímido Blu ni siquiera sabe volar.

Rio es la nueva cinta animada de Blue Sky Studios y Twentieth Century Fox Animation, el mismo equipo que produjo La era de hielo. Al igual que en esa trilogía, Rio alza vuelo entre el humor, la aventura, el romance y el desesperado intento de los animales por sobrevivir a la extinción. Sólo que ahora lo hacen a ritmo de samba.

El gran acierto de Rio está en incorporar coloridos y vistosos números musicales (como la deslumbrante escena inicial), que transmiten la desbordante energía del país carioca. Sin embargo, en el afán de utilizar los más conocidos referentes brasileños, todos los personajes de la cinta aparecen mágicamente en el desfile de carros alegóricos del carnaval, de manera forzada y poco imaginativa. Por supuesto, el espectáculo también incluye un recorrido por las favelas y se muestra la pasión por el fútbol.

Es lamentable que no se haya estrenado la versión subtitulada de esta cinta, porque en el reparto original cuenta con un gran elenco, entre quienes destacan las voces de Jesse Eisenberg (Red social), Anne Hathaway, Rodrigo Santoro, Jaime Foxx, Will.i.am, Jane Lynch, entre otros.

Título original: Rio
País y año: Estados Unidos 2011
Director: Carlos Saldanha
Con las voces de: Jesse Eisenberg, Anne Hathaway, Rodrigo Santoro, Jaime Foxx, entre otros.
Calificación: ***

Miento, luego seduzco

Jennifer Aniston y Adam Sandler son dos rostros bastantes reconocibles de la comedia en Estados Unidos. Ella está encasillada en las comedias románticas, en las que suele repetir el mismo personaje de chica dulce que termina enamorándose en contra de su voluntad (Mi novia Polly, El caza recompensas, Loco por ella). Sandler, en cambio, está especializado en personajes más bien vulgares o con alma de bufón (Un papá genial, Click, No te metas con Zohan).

La comedia que los une se llama Una esposa de mentira (Just go with it). Sandler interpreta a Danny, un cirujano plástico acostumbrado a engañar a las chicas que quiere conquistar, haciéndoles creer que es casado pero infeliz en su matrimonio. La táctica le funciona muy bien hasta que conoce a Palmer (Brooklyn Decker), quien exige conocer a la esposa de la cual supuestamente se está separando. Como ésta no existe, Danny le pide a su asistente Katherine (Aniston), que se haga pasar por su ex. Una mentira lleva a la otra y Danny termina viajando con Palmer y toda la familia de Katherine a Háwai.

Uno ya sabe qué esperar de estas comedias románticas que tienen el mismo esquema de enamoramiento inesperado – desilusión pasajera – reconciliación. Lo que las diferencia son las situaciones diseñadas para entretener y si es posible, reír. En Una esposa de mentira hay muchas situaciones hilarantes que sirven para disimular la ridiculez del guión.

El reparto nos depara dos sorpresas agradables. En un pequeño papel, destaca Nicole Kidman como Devlin, una antigua compañera de Katherine que tiene un complejo de superioridad y una lengua ponzoñosa. También se luce Bailee Madison como la hija de Katherine, una niña que sueña con ser actriz y que habla con acento británico para impresionar. Menos acertados están Aniston y Sandler, quienes repiten su registro habitual, lo que provoca que sus actuaciones se sientan mecánicas y algo desganadas.

Título original: Just go with it
País y año: Estados Unidos 2011
Director: Dennis Dugan
Actores: Adam Sandler, Jennifer Aniston, Brooklyn Decker, Nicole Kidman, Bailee Madison, Griffin Gluck, Dave Matthews, entre otros.
Calificación: ** 1/2