25 ene. 2012

Oscar 2012: Celebrando los orígenes del cine


Hugo
, cinta de aventuras dirigida por Martin Scorsese y The Artist, film mudo en blanco y negro, tienen mucho en común. La primera es una producción de Hollywood ambientada en Francia y la segunda es una película francesa cuya acción transcurre en Hollywood. Ambas son un homenaje al sétimo arte: mientras Hugo muestra el trabajo visionario de Georges Méliès (uno de los primeros directores de la historia), The Artist es la historia de una estrella del cine mudo, que ve su carrera peligrar con la llegada del cine sonoro.


Además, comparten el honor de ser las dos películas con más candidaturas al Oscar 2012. Hugo tiene 11 y The Artist 10 nominaciones. Ambas coinciden en varias categorías, como mejor película, director, fotografía, edición, dirección artística, diseño de vestuario y música.

Completan la terna de nominadas a mejor película: la comedia romántica Medianoche en París, la cinta sobre los derechos civiles Historias cruzadas, el drama indie Los descendientes, el film deportivo Moneyball, la producción bélica War Horse, la película experimental The Tree of Life y el drama sobre el 11 de setiembre Extremely Loud and Incredibly Close.

Los actores y las actrices
Las nominadas a mejor actriz principal se caracterizan por sus transformaciones radicales. En The Iron Lady Meryl Streep se convierte en Margaret Thatcher, en My week with Marilyn Michelle Williams asume el rol de Marilyn Monroe, en Albert Nobbs Glenn Close se disfraza de hombre, en Historias Cruzadas Viola Davis es una nana que sueña con ser escritora y en The Girl with the Dragon Tattoo Rooney Mara se mimetiza con su personaje gótico Lisbeth Salander.


En la categoría de mejor actor, el favorito es George Clooney por su papel de un padre que intenta reconciliarse con sus hijas en Los descendientes. Le pisan los talones Brad Pitt (por su rol de gerente general de un equipo de baseball en Moneyball) y Jean Dujardin (el francés que protagoniza The Artist). Llegan con menos probabilidades el británico Gary Oldman (quien hace de espía en Tinker Tailor Soldier Spy) y el mexicano Demián Bichir (quien interpreta a un jardinero indocumentado en A Better Life).

La marca latina
Pero Bichir no es el único latino nominado al Oscar este año. Su compatriota Emmanuel Lubezki compite en la categoría de mejor fotografía por su notable trabajo en The tree of life. La argentina Bérénice Bejo es candidata a la mejor actriz de reparto por The Artist. Y Brasil se hace presente en la terna de canción original, por el tema “Real in Rio” que Sergio Mendes y Carlinhos Brown compusieron para Rio.

Las animadas


Sorprendentemente, la Academia dejó fuera de la categoría de mejor film animado a Las aventuras de Tintin, que incluso ganó el Globo de Oro en esa categoría. Las 5 nominadas son: la excelente Rango, la divertida Kung Fu Panda 2, la olvidable Gato con Botas, la francesa A Cat in Paris y la española Chico & Rita. Celebro que hayan incluido a dos cintas europeas, que escapan de los estándares de los grandes estudios de Hollywood.

Mientras la industria del cine reconoce las mejores películas del año y, en especial, a dos cintas que celebran sus orígenes, los cinéfilos enfrentamos una carrera contra el tiempo para ver la mayoría de filmes nominados antes del 26 de febrero, día de la ceremonia. Esa noche las emociones (y unas cuantas decepciones) flotarán entre los pasillos y butacas del Teatro Kodak.

22 ene. 2012

El peso aplastante del poder

Habemus Papam (estrenada en Lima con el desafortunado título Un Papa en apuros) comienza con unas imágenes de archivo que aún palpitan frescas en la memoria colectiva: tras la muerte de Juan Pablo II, la Plaza San Pedro luce abarrotada de fieles, reporteros y curiosos que están expectantes por conocer quién será su sucesor.

Tras este recordatorio, empieza la ficción. En el Vaticano se realiza un cónclave para elegir al nuevo Papa y el elegido es el cardenal Melville (Michel Piccoli). Como parte del ritual, se le pide que salga al balcón para dar su primer discurso, pero sufre un ataque de pánico y huye despavorido. Para “curarlo”, traen al mejor psicoanalista de Roma.

El director Nanni Moretti (quien además interpreta al psicoanalista) es uno de los más renombrados cineastas italianos de los últimos años. Si en su brillante film La habitación del hijo mostraba a una familia intentando sobreponerse del dolor por la muerte de su hijo, en Habemus Papam se concentra en un hombre que lucha por superar su ansiedad y encontrar el sentido de su vida.

En vez de mostrar a un Papa que tiene una crisis de fe, la película sigue otra ruta no menos provocadora. El cardenal Melville es un hombre que se siente abrumado por el poder, que no se considera preparado para asumir tanta responsabilidad y que reflexiona sobre los sueños que dejó de lado en su juventud.

En su recorrido por los protegidos ambientes del Vaticano, la película nos muestra con gran sentido del humor la interacción entre los cardenales que están atrapados e incomunicados con el mundo exterior hasta que el Papa se pronuncie en público. Las memorables escenas en que juegan un campeonato de vóley organizado por el psicoanalista, les confiere un perfil más humano, saliendo a relucir la competitividad y la emoción del triunfo.

Ahora que en el Perú y el mundo vemos cómo muchas poblaciones manifiestan el rechazo a sus autoridades porque no cumplen sus expectativas, Habemus Papam ofrece una lúcida reflexión sobre el ejercicio del poder y las competencias que necesita una autoridad para asumir el liderazgo sin ceder a las presiones externas. Su final abrupto nos deja la mente aguijoneada por muchas interrogantes y una sola certeza: hasta los más poderosos son vulnerables.

Título original: Habemus Papam
País y año: Italia 2011
Director: Nanni Moretti
Actores: Michel Piccoli, Nanni Moretti, Jerzy Stuhr, Margherita Buy, Camillo Milli, Roberto Nobile, entre otros.
Calificación: ****

19 ene. 2012

La revolución del servicio

Historias cruzadas (The Help) es como un pastel de chocolate: irresistiblemente dulce, fácil de digerir y aparentemente inofensivo. Cuenta los maltratos sufridos por las empleadas domésticas afroamericanas en el pueblo de Jackson, Mississippi, tomando como contexto el movimiento de los derechos civiles de los años 60.

Skeeter (Emma Stone) es una chica blanca que desea ser novelista y que pretende escribir un libro sobre las vicisitudes del servicio doméstico, contado desde el punto de vista de las criadas negras. Sus primeras aliadas son Aibeleen (Viola Davis) y Minny (Octavia Spencer), dos empleadas que aman su trabajo, aunque éste no siempre sea bien recompensado.

La película está ambientada en una época en la que los negros eran considerados ciudadanos de segunda categoría y tenían muchas prohibiciones. En ese contexto de transformaciones profundas en la sociedad, Historias cruzadas muestra la ignorancia de las mentes racistas y la perseverancia de una hermandad de mujeres dispuestas a reclamar un trato más digno.

Se trata de una cinta hecha para encandilar y emocionar al público, dándole una doble rebanada de risas y lágrimas. Lo que la distingue de otras películas que abordan el tema del racismo (como Crash o The Blind Side), es su poderoso elenco femenino.

Viola Davis le inyecta coraje y dignidad al personaje de Aibeleen, una empleada seria y dedicada. A diferencia de sus compañeras de reparto, Davis tiene una actuación más contenida y mesurada, pero igualmente conmovedora, en especial cuando sus enormes ojos negros se inundan de tristeza. Ya ganó el Critics Choice Award a la mejor actriz del año y es una de las más fuertes candidatas al Oscar, aunque no la tendrá tan fácil.

Octavia Spencer está fantástica como la impulsiva Minny, mujer de carácter indomable y rostro expresivo. Pasa de ser un personaje cómico a mostrar una enorme sensibilidad y solidaridad. Hasta el momento, se ha llevado el Critics Choice Award y el Globo de Oro a la mejor actriz de reparto.

La estrella en ascenso Jessica Chastain interpreta a la ingenua Celia, un ama de casa desesperada por recibir la aceptación de las demás mujeres del pueblo. Ella también ha recibido algunos premios por este papel, de parte de las asociaciones de críticos de Los Angeles y Nueva York.

Historias cruzadas es una fábula clásica, con personajes arquetípicos como la heroína digna de santidad y la villana despiadada (Bryce Dallas Howard), cuya maldad llega a rozar los excesos de la caricatura. Y como en toda fábula, el director siente la necesidad de subrayar la moraleja con resaltadores de colores. De todas formas, el magnetismo de sus actrices y la calidez con que retratan a sus personajes hacen que nos dejemos tentar por este dulce bocado de buenas intenciones.

Título original: The Help
País y año: Estados Unidos 2011
Director: Tate Taylor
Actores: Emma Stone, Viola Davis, Octavia Spencer, Bryce Dallas Howard, Jessica Chastain, Sissy Spacek, Allison Janney, Chris Lowell, entre otros.
Calificación: ***

8 ene. 2012

Balance 2011: El año de la nostalgia II

En el post anterior, hice un recuento de mis 10 estrenos favoritos del año pasado. Hay otras películas (casi tan) valiosas que se quedaron fuera del ranking, pero que vale la pena mencionar:

* Los dramas inteligentes, cuyos personajes se enfrentan a un destino adverso: Camino a la libertad, El peleador, Ágora y Un novio para tres esposas.

* La comedia políticamente incorrecta que desnuda la rivalidad femenina: Damas en guerra.

* Los blockbusters sorprendentes, que se diferencian del resto por sus buenas historias: El planeta de los simios: (R)evolución, Las aventuras de Tintín y X-Men: Primera Generación.

* El cine argentino protagonizado por Ricardo Darín: Un cuento chino y Carancho.

Las 10 mejores actuaciones

La actuación más impactante del año fue la de Javier Bardem en Biutiful, en la que interpreta a un hombre desahuciado que intenta dejar a sus hijos a buen recaudo. Bardem está tan convincente que es imposible no identificarse con el sufrimiento inenarrable de su personaje.

Otros actores muy destacados fueron Colin Firth y Geoffrey Rush en El discurso del rey, James Franco en 127 Horas y Paul Giamatti en Un novio para tres esposas.

Entre las actrices más destacadas, brillaron Natalie Portman en El Cisne Negro, Nicole Kidman en Al otro lado del corazón y Melissa Leo en El peleador. Las dos revelaciones del año fueron dos pequeñas actrices que demostraron un enorme potencial: Hailee Steinfeld en Temple de Acero y Fátima Buntinx en Las malas intenciones.

Las decepciones


Después de 11 películas muy buenas, el estudio de animación Pixar dejó de tener un record invicto con Cars 2, una cinta con buen nivel técnico pero un guión desprovisto de ingenio o magia. Su falta de inspiración se evidencia en un humor chabacano y una historia de espionaje bastante floja.

Sin embargo, Cars 2 no fue la única secuela animada que me decepcionó este año: Happy Feet 2 siguió haciendo bailar a los pingüinos, pero se olvidó de generar emoción. Gato con Botas calcó otros cuentos infantiles al igual que su mentor Shrek, pero sin la irreverencia ni osadía de éste.

Otro desencanto llegó con El turista, protagonizada por Angelina Jolie y Johnny Depp. Su argumento inverosímil y su patético giro final son motivo suficiente para mandar al guionista de viaje, pero sin boleto de retorno.


No obstante, quien se lleva la corona a la peor película del año es la “comedia” Si fueras yo (The Change-Up), un adefesio sobre dos hombres que cambian de cuerpo después de orinar en una pileta. Tras mostrar escenas de bebés defecando y electrocutándose, intenta reivindicarse con un mensaje moralizador sobre la importancia de la familia. Un bodrio incoherente e impresentable.

5 ene. 2012

Balance 2011: El año de la nostalgia

El 2011 tuvimos escasez de calidad en nuestra cartelera comercial: hubo muy pocos estrenos realmente extraordinarios. Mientras tanto, en los festivales de cine y/o en DVD pude ver obras excelentes que lamentablemente jamás llegaron a proyectarse en nuestros multicines, como la francesa El ilusionista, la británica Another year y la uruguaya La vida útil.

De todos modos, de las casi 60 películas que pude ver en nuestra cartelera durante el año pasado, esta es mi selección de las 10 más memorables.


1. Medianoche en París (Midnight in Paris). Demostrando que aún sigue siendo un maestro, Woody Allen escribió y dirigió esta encantadora fábula sobre cómo contrarrestar la nostalgia con una revalorización del presente y sus inagotables fuentes de inspiración. Es una comedia hipnótica, que envuelve al espectador en un mágico ambiente de ensoñación.


2. Al otro lado del corazón (Rabbit Hole). Este film sobre una pareja de esposos que intentan sobreponerse al dolor de la muerte de su hijo, nos hunde en un agujero de desolación para luego empujarnos hacia la superficie y demostrar que todas las heridas cicatrizan, aunque dejen marcas a las que terminamos acostumbrándonos.


3. Temple de Acero (True Grit). Con planos tan hermosos que parecen postales, este emocionante western de los hermanos Coen tiene la mejor fotografía que he visto en mucho tiempo y unos personajes que se rigen por las leyes del Lejano Oeste, donde la justicia siempre llega, aunque uno intente esconderse de ella.


4. Las malas intenciones. El nuevo hallazgo del cine peruano fue esta celebrada ópera prima de Rosario García-Montero, que nos presenta el inocente y a la vez sarcástico punto de vista de una niña (excelente Fátima Buntinx) que fantasea sobre la muerte y se embarca en aventuras imaginarias con los héroes de la independencia.


5. Rito diabólico (Bakjwi). Sobre la piel, esta cinta coreana aparenta ser sólo un film de vampiros, pero a medida que hunde sus colmillos, va encontrándose con las venas de la culpa, la ansiedad, el deseo y el rechazo a vivir bajo la condena de unos impulsos destructivos. Es una trágica historia de amor y un romance que se desangra de placer.


6. El discurso del rey (The King's Speech). La última ganadora del Oscar a la mejor película nos muestra un relato inspirador sobre un hombre que lucha por vencer el obstáculo de su tartamudez y encontrar una voz que sepa guiar a su nación en tiempos de guerra. Las actuaciones de Colin Firth y Geoffrey Rush son tan majestuosas como sus personajes.


7. Rango. La mejor cinta animada del año está llena de facetas, como el camaleón histriónico que la protagoniza. Combina de manera inteligente el estilo clásico de los westerns y las cintas de aventuras, con una divertida representación sobre la escasez de agua, mostrada como un preciado tesoro que todos se pelean por tener y consumir.


8. Juego de traiciones (Fair Game). Este thriller político muestra el alto precio que pagaron una agente de la CIA y su esposo cuando el gobierno de George W. Bush usó peligrosas armas de desprestigio masivo, como represalia al atrevimiento de ellos de cuestionar la verdad oficial. La valentía se abre paso entre la tensión, la paranoia y la infamia.


9. El cisne negro (Black Swan). Natalie Portman se vuelve inmortal en el rol de Nina, una atormentada bailarina de ballet. Mientras la película nos plantea el reto de descubrir si el ambiente hostil es imaginado por Nina o es una amenaza real, los espectadores nos dejamos seducir por la ambigüedad del frágil cisne blanco y el dominante cisne negro.

10. Contagio (Contagion). Sin los efectos visuales ni la pirotecnia que suelen acompañar las películas sobre catástrofes, esta efectiva cinta nos muestra la expansión de una peligrosa pandemia. Junto con el virus, se propagan el miedo y la desconfianza, se magnifica el instinto de supervivencia y se reproducen las teorías de la conspiración.