31 jul. 2012

Pixar recupera la puntería

Después de la decepcionante Cars 2, Pixar se reivindica y trae la magia de regreso con Valiente (Brave), la primera película de este estudio de animación en tener una protagonista femenina.

La princesa Merida es una adolescente rebelde. Su madre quiere moldearla para que se comporte con la delicadeza y propiedad de una reina. Pero Merida no está dispuesta a ceñirse el corsé de las ajustadas tradiciones y se atreve a desafiar las imposiciones de sus padres, con lo que desencadena una maldición que pone en riesgo a su familia y a todo el reino.


Armada con su arco y flechas, Merida rompe el molde rosado de la fábrica de princesas de Disney. En vez de ser indefensa, dependiente y frágil, ella es indomable e hiperactiva (cualidades que también podrían describir su cabellera roja). Montada en su caballo, ella galopa en busca de aventura y adrenalina, alejándose de las ataduras propias de la realeza.


Valiente
es un film que revaloriza las leyendas y subraya el aprendizaje que deberían traer consigo los errores del pasado. Más aún, es un homenaje a las dinastías familiares y, sobre todo, al inquebrantable vínculo madre-hija.


La película grafica con buen trazo ese complejo momento en la vida de toda adolescente, cuando su voluntad no coincide con la de su madre y cuando la falta de entendimiento mutuo se traduce en frustración.


Sin embargo, no todas las flechas de esta cinta apuntan al conflicto. El humor llega multiplicado por tres gracias a los hermanos de Merida, unos trillizos que siempre están metidos en algún lío y que hacen de la travesura eterna su principal ocupación. También conjura algunas risas el personaje de una bruja cuyo negocio de fachada es la venta de artículos tallados en madera.


Los principales puntos débiles de Valiente son los personajes de los clanes rivales (completamente intercambiables) o el poco desarrollo en la historia del villano (un oso amenazante). No obstante, compensa esas pequeñas fallas apuntado con muy buena puntería hacia el corazón de los espectadores, contando una fábula tan entrañable como entretenida.


Título original:
Brave
País y año: Estados Unidos 2012
Directores: Mark Andrews y Brenda Chapman
Con las voces de: Kelly MacDonald, Emma Thompson, Billy Connolly, Julie Walters, Robbie Coltrane, Kevin McKidd, Craig Ferguson, entre otros.
Calificación: *** 1/2

4 jul. 2012

La octava sombra

En más de dos décadas, Johnny Depp y Tim Burton han trabajado juntos en ocho películas, la última de las cuales se titula Sombras Tenebrosas (Dark Shadows). Está basada en una serie de TV de los años 70 y tiene personajes que parecen adaptarse al sombrío universo de Burton: vampiros, brujas y hombres lobo.

En el siglo XVIII, Barnabas Collins (Johnny Depp) es un acaudalado heredero, que pierde a sus padres y luego a su esposa en trágicos accidentes. La bruja Angelique (Eva Green), despechada al sentirse rechazada por él,  lo convierte en vampiro y lo encierra en un cajón. Dos siglos más tarde, Barnabas despierta de su larga siesta y conoce a sus descendientes, quienes viven lejos de sus años de bonanza.

Esta cinta marca el reencuentro de Michelle Pfeiffer con Tim Burton, 20 años después de que ella interpretase a Gatúbela en Batman Vuelve. Esta vez le toca colgar los trajes apretados para ser una madre de familia dispuesta a todo con tal de proteger sus intereses. Junto a ella destaca en otro rol secundario Helena Bonham Carter como una psiquiatra alcohólica que vive en la mansión de la familia Collins.

Sombras Tenebrosas tiene un inicio magnífico, cuando se presenta al personaje de Barnabas y su familia, ya que tiene el típico tono oscuro y misterioso de las mejores cintas de Tim Burton. Luego,  al llegar a la década de 1970, la cinta se torna más colorida, se relajan los ánimos y el drama da paso a la comedia ligera. Hacia el final de la película, se suceden una serie de acontecimientos disparatados  y resoluciones exageradas.

Como es de esperar en una cinta de este director, hay un cuidado detalle en la escenografía, vestuario, maquillaje y efectos visuales. Tanto la representación del siglo XVIII como la de los años 70 son exquisitas. Las cintas de Burton tienen ese sello característico que las hace visualmente irresistibles, como por ejemplo El Gran Pez, Charlie y la fábrica de chocolate y tantas obras.

Entre las ocho colaboraciones de Burton y Depp, hay clásicos memorables como El joven manos de tijera y Ed Wood, ambas de los años 90. Sin embargo, Sombras Tenebrosas repite un problema que ya se evidenciaba en su cinta anterior, Alicia en el País de las Maravillas: la forma se impone sobre el fondo y éste resulta una caricatura sobrecargada.  Ojalá este dúo nos sorprenda con argumentos originales y se alejen de las adaptaciones, porque su creatividad se está quedando en una ociosa zona de confort.

Título original: Dark Shadows
País y año: Estados Unidos 2012
Director: Tim Burton
Actores: Johnny Depp, Eva Green, Michelle Pfeiffer, Helena Bonham Carter, Bella Heathcote, Chloë Grace Moretz, Jackie Earle, Haley, entre otros.
Calificación: ** 1/2

1 jul. 2012

Fassbender busca nuestros orígenes

El actor alemán Michael Fassbender se ha apoderado de nuestra cartelera. Protagoniza dos filmes de géneros y temáticas muy diferentes, pero marcados por un afán de búsqueda: mientras que en Prometeo exploramos los orígenes de la humanidad, en Un Método Peligroso asistimos al nacimiento del psicoanálisis.

Creación y recreación

Un grupo de exploradores viaja por el universo en la nave espacial "Prometheus" para investigar otras formas de vida extraterrestre. Pero, como suele suceder en el género de ciencia ficción, los planes se desbaratan y la nave se queda varada en un planeta de alienígenas hostiles. Ahí, los personajes deben luchar por su supervivencia y detener una amenaza que puede afectar a toda la humanidad.

Prometeo fue concebida como una precuela de Alien - El Octavo Pasajero. Está ambientada en el mismo universo narrativo, pero presenta una galería de personajes distintos. Entre los integrantes de la nave hay una pareja de científicos que desean conocer a los supuestos “creadores” de la humanidad. La doctora Elizabeth Shaw (la actriz sueca Noomi Rapace) es una digna heredera (¿o diríamos más bien antecesora?) de la Teniente Ripley, el inmortal personaje de Sigourney Weaver: es valiente, decidida, terca y tiene un desarrollado instinto de supervivencia.

Si por un lado Noomi Rapace tiene el rol de la heroína enfrentada a conflictos emocionales intensos, su contraparte es Charlize Theron, quien interpreta a Meredith Vickers, una mujer fría y pragmática, poderosa e inquebrantable. Ambas están fantásticas, pero mejor aún está Michael Fassbender en el papel de David, un androide cuya calma constante y sonrisa amable esconden unas motivaciones secretas.

El director Ridley Scott se convirtió en unos de los principales referentes del cine de ciencia ficción, gracias a los filmes Alien - El Octavo Pasajero y Blade Runner. En Prometeo, demuestra que aún tiene mucho por aportar a este género, pues crea un inquietante clima de terror y suspenso, que contrasta con un sofisticado diseño de producción. Aunque el guión deja algunos cabos sueltos, su compleja trama está entrelazada por discusiones interesantes sobre la fe y el origen de la vida humana. No necesariamente resuelve la interrogante de dónde venimos, pero sí propone opciones fascinantes de hacia dónde vamos.

Título original: Prometheus
País y año: Estados Unidos 2012
Director: Ridley Scott
Actores: Noomi Rapace, Charlize Theron, Michael Fassbender, Idris Elba, Guy Pearce, Logan Marshall-Green, entre otros.
Calificación: *** 1/2

El estímulo del intelecto

El psiquiatra Carl Jung (Fassbender) atiende a una paciente que sufre de histeria, Sabina Spielrein (Keira Knightley),quien a pesar de sus trastornos mentales, tiene una gran inteligencia e inclinación hacia la psiquiatría. En paralelo, Jung tiene una confrontación de ideas con su mentor Sigmund Freud (Viggo Mortensen).

A partir de la conexión entre Jung y Freud, Un método peligroso recrea el origen del psicoanálisis. Las escenas en las que primero muestran su mutua admiración profesional y posteriormente contraponen sus puntos de vista, están perfectamente construidas a partir de diálogos inteligentes y debates apasionantes.

La sexualidad tiene un rol vigoroso en la película, pues según Freud el comportamiento y el inconsciente de un individuo se pueden analizar a partir de ella. El caso de Sabina Spielrein resulta ilustrativo: la humillación le produce una excitación incontrolable, el descubrimiento del sexo la libera de sus ataduras y frustraciones.

Keira Knightley logra una representación extrema de la histeria, su actuación es intensa y demandante. Michael Fassbender logra que las inquietudes de Jung sean palpables y comprensibles. Y Viggo Mortensen está soberbio como Freud: seduce al espectador con su inteligencia y autoridad. Estas convincentes actuaciones, soportadas en un sólido guión, hacen de Un método peligroso un film intelectualmente estimulante.

Título original: A Dangerous Method
País y año: Reino Unido, Canadá, Alemania 2011
Director: David Cronenberg
Actores: Michael Fassbender, Viggo Mortensen, Keira Knightley, Vincent Cassel, Sarah Gadon, André Hennicke, entre otros.
Calificación: ****