20 jul. 2014

El acertijo de las arañas

"El caos es un orden por descifrar" es la cita con la que abre la película El hombre duplicado y es casi una advertencia de lo que viene a continuación: una historia demandante y enigmática, marcada por una fuerte ambigüedad. Sus pistas falsas, narración desordenada y final abrupto pueden resultar una experiencia frustrante para ciertos espectadores, pero particularmente me pareció un acertijo desafiante.

Adam (Jake Gyllenhaal) es un profesor de historia que descubre, viendo una película, a un actor que es idéntico a él. Este hallazgo lo motiva a buscar y encarar al actor, llamado Anthony. El encuentro entre ambos tiene consecuencias inesperadas para ellos y sus respectivas parejas.

El director canadiense Denis Villeneuve parece estar obsesionado con los enigmas. En Incendies, unos hermanos deben revelar el oscuro secreto de su madre recién muerta, mientras que en La sospecha, un detective debe resolver el caso de dos niñas desaparecidas. El hombre duplicado va más allá, pues toda la película es un gran acertijo que el espectador debe descifrar. Las respuestas no están a simple vista, sino que hay señales que llevan a múltiples interpretaciones y destapan distintas teorías.

La compleja estructura del guion, que adapta una novela homónima de José Saramago, recoge algunos de los mayores temores del ser humano: ¿somos seres únicos e irrepetibles? ¿O alguien más puede compartir nuestra identidad, modificarla o transgredirla? Por otro lado, ¿hasta dónde llegan los riesgos y consecuencias de llevar una doble vida?

Jake Gyllenhaal tiene una actuación que combina muy bien la inseguridad y la obsesión, como ocurría en la indescifrable Donnie Darko, una de sus primeras películas. También aportan la dosis justa de misterio la canadiense Sarah Gadon, la francesa Mélanie Laurent y la italiana Isabella Rossellini.

Hablando de Rossellini, se siente en este film una influencia directa de David Lynch y David Cronenberg, dos cineastas con una gran fascinación por lo raro y lo grotesco. La constante aparición de arañas de todos los tamaños refuerza el ambiente de fantasía escalofriante, sueño macabro o amenaza inevitable. Aunque no todas las piezas encajan y algunos cabos sueltos no conducen a ninguna conclusión definitiva, El hombre duplicado es una experiencia que no deja de ser fascinante.


Título original: Enemy
País y año: Canadá 2013
Director: Denis Villeneuve
Actores: Jake Gyllenhaal, Mélanie Laurent, Sarah Gadon, 
Isabella Rossellini, entre otros.
Calificación: *** 1/2.

12 jul. 2014

Azul intenso

Gracias a la 4ta Semana del Cine Francés, se pudo apreciar uno de los eventos cinematográficos del año en Lima: el estreno de La vie d'Adèle - Chapitres 1 et 2. Ganadora de la Palma de Oro en Cannes y de un sinnúmero de premios más, se trata de una intensa e inolvidable historia de amor, madurez y despertar sexual.

Adèle es una adolescente que sale con chicos y aunque la pasa bien, no se siente completa. Cuando Emma aparece en su vida, Adèle no puede evitar sentirse atraída, enamorada y necesitada de ella. Su relación con Emma le abre la puerta a un revelador mundo de sensaciones nuevas.

Las casi tres horas de metraje muestran la evolución y crecimiento personal de Adèle, a partir del descubrimiento de su identidad sexual. Al inicio, ella experimenta un proceso de miedo, confusión, angustia y vergüenza, para pasar paulatinamente a un estado de aceptación en el que su alma de libera de ataduras y se abraza desesperadamente a la pasión.

Y justamente esta es una cinta que filma la pasión como muy pocas veces se ha visto. Las extensas e intensas escenas eróticas muestran cómo estos dos cuerpos femeninos se funden en uno solo. Esa misma tensión recorre toda la película como una descarga eléctrica y se reproduce en las escenas de peleas, desencuentros y reencuentros.

Las dos protagonistas están fenomenales y completamente entregadas al difícil reto de hacer verosímil esta apasionada historia de amor. La hermosa Adèle Exarchopoulos es una revelación y está convincente en cada escena, desde el desconcierto inicial hasta la nostalgia resignada de su caminata final. Léa Seydoux, a quien hemos visto en pequeños papeles en Bastardos sin gloria y Medianoche en París, encarna a una mujer que emana seducción a partir de su seguridad en sí misma.

El azul es el color dominante a lo largo de toda la película (por algo su título en inglés es Blue Is the Warmest Color), desde el cabello de Emma hasta las pinturas de su exposición, pasando por los vestidos que ambas utilizan. Y el azul, un color que ha estado siempre asociado al poder y la elegancia, es el tono preciso para expresar el enorme poder que deja esta cinta en el espectador: su belleza sublime se queda profundamente impregnada en la memoria y estimula todos los sentidos.

Título original: La vie d'Adèle - Chapitres 1 et 2
País y año: Francia 2013
Director: Abdellatif Kechiche
Actores: 
Adèle Exarchopoulos, Léa Seydoux, Salim Kechiouche, Jérémie Laheurte, Catherine Salée, entre otros.
Calificación: **** 1/2.