22 mar. 2015

Atrapadas

La Cenicienta y Big Eyes son dos cintas protagonizadas por mujeres prisioneras. En el primer caso, Ella es víctima de una madrastra opresiva y abusiva. En Big Eyes, la pintora Margaret Keane es esclava de una mentira que la obliga a esconderse en las sombras.

El cristal tradicional

Directamente desde el mausoleo de las princesas de Disney, llega una nueva resurrección de La Cenicienta, esta vez de carne, hueso y zapatos de cristal. El argumento es ampliamente conocido: Ella (Lily James) es una huérfana que después de la muerte de su padre, se convierte en la sirvienta de su madrastra y sus dos hermanastras. El destino y una conveniente ayuda de su hada madrina la llevan a la fastuosa fiesta que da el príncipe, donde su suerte cambiará por completo.

A diferencia del afán revisionista de Maléfica y En el bosque, La Cenicienta se ciñe fielmente a la tradición del cuento original, sin incorporar grandes cambios en el fondo (el argumento), sino más bien en la forma (el ambicioso estilo visual). Sin embargo, sí presenta sutiles incorporaciones que intentan modernizar la historia, como la sensibilidad del príncipe, quien no tiene reparos en llorar una pérdida.

El director Kenneth Branagh es más conocido por su faceta como actor (Henry V, My Week with Marilyn) y quizá por eso, dirige con tan buena mano a Cate Blanchett, quien destaca en el papel de Lady Tremaine. Blanchett no es una villana de caricatura (como Julia Roberts en Espejito espejito) o una amargada incapaz de sonreír (como Charlize Theron en Blancanieves y el cazador), sino se trata de una manipuladora que cambia de comportamiento dependiendo del entorno y siempre busca una escalera para seguir ascendiendo.

La protagonista Lily James es parcialmente encantadora, pero no puede evitar ser opacada por Blanchett, sobre todo porque el guion la condena a ser un personaje unidimensional: tan buena que jamás se queja, tan ingenua que acepta todos los maltratos con vocación de mártir. Por lo menos, se da el lujo de dejar boquiabiertos a todos cuando hace su entrada triunfal al baile. Y gran parte de ese impacto radica en el diseño de vestuario, un trabajo tan espectacular que seguramente recibirá una nominación al Oscar.

Título original: Cinderella
País y año: Estados Unidos 2015

Director: Kenneth Branagh
Actores: Lily James, Cate Blanchett, Richard Madden, Helena Bonham Carter, Stellan Skarsgård, entre otros.
Calificación: ***.

Ojos marginales

El director Tim Burton sale de su zona de confort en Big Eyes, pues no se trata de una historia del género fantástico ni trabaja con sus actores fetiche (¡felizmente!). Sin embargo, sí trae consigo un rasgo reconocible de su filmografía: cuenta la historia de dos seres considerados marginales por la sociedad, que de pronto convierten esa extravagancia en su clave para buscar diferenciarse, como ocurrió en Ed Wood o Charlie y la fábrica de chocolate.

El argumento está basado en la historia real de la pintora Margaret Keane (Amy Adams), cuyos cuadros de niños con ojos grandes se volvieron muy populares en los años 50 y 60. Pero durante mucho tiempo, su esposo Walter (Christoph Waltz) se robó los créditos de estas obras y las presentó como suyas, convenciendo a Margaret de que él tenía más talento para promocionarlas y venderlas.

A pesar de que no es la primera vez que Amy Adams interpreta a una chica ingenua que cae en una trampa, su actuación no deja de ser digna de reconocimiento: su mirada transmite la misma tristeza y abandono de los niños que pinta en sus cuadros, su voz va tomando fuerza y determinación a medida que se libera de la opresión. En el otro extremo, Christoph Waltz hace una variación chillona de su usual personaje de encantador de serpientes: grita sus diálogos y exagera en su gesticulación hasta provocar una sensación de hastío. 

Big Eyes intenta reivindicar la obra de esta artista marginal, que gozó desde la oscuridad del éxito comercial que tenían sus cuadros, a pesar de la desaprobación de los críticos de la época. Y Burton sabe mejor que nadie que no siempre se necesita del visto bueno de los expertos, para satisfacer a gran parte del público con historias de perdedores que no se conforman con seguir las normas. Total, la pintura y el cine, como todo el arte en general, son subjetivos.

Título original: Big Eyes
País y año: Estados Unidos y Canadá 2014

Director: Tim Burton
Actores: Amy Adams, Christoph Waltz, Danny Huston, Jason Schwartzman, Terence Stamp, entre otros.
Calificación: ***.