24 nov. 2016

Solos, Calichín, Siete semillas, La hora azul y Kubo y la búsqueda del samurái

Estos fueron mis 5 posts publicados en Cinencuentro entre setiembre y noviembre.

Entrevistas


Conversé con Joanna Lombardi, directora de Solos y Gerente de Producción de Tondero. En la entrevista, hablamos sobre su original su plan de distribución para Solos que combina la proyección en salas comerciales y en espacios al aire libre, sobre el exceso de estrenos en Perú que hace que las películas de autor salgan casi de inmediato de cartelera, entre otros temas (leer la entrevista).


También entrevisté a Giovanni Ciccia y Jackelyn Vásquez, protagonistas de La hora azul, ópera prima de Evelyne Pégot-Ogier basada en la novela homónima de Alonso Cueto. Conversamos sobre sus motivaciones para participar del proyecto, sus diferentes estrategias para preparar sus personajes, el largo proceso para que una cinta como esta llegue a la cartelera y las diferencias entre La hora azul y Magallanes, otra reciente adaptación de una obra de Alonso Cueto (leer laentrevista).

Críticas


Al igual que su protagonista, la película Calichín es una promesa que no llega a desarrollar todo su potencial. Probablemente si se hubiese concentrado en ser una comedia pura y dura, el resultado sería más redondo. No siempre la combinación de comedia y drama funciona, porque si uno se excede en el azúcar, como en este caso, el producto termina empalagando (leer la crítica completa).


Siete semillas es la quinta colaboración entre Tondero Films y su actor más rentable, Carlos Alcántara, quien protagonizó anteriormente las comedias Asu Mare, A los 40, Asu Mare 2 y Lusers. Esta vez apuestan por un drama con ciertos toques de comedia que intenta sembrar edulcorados mensajes de autoayuda, sin embargo lo hacen en un terreno infestado de clichés e incoherencias, en el que nada llega a florecer (leer la crítica completa).


Kubo y la búsqueda del samurái representa un doble homenaje. Por un lado, al don que tienen los narradores para construir mundos fascinantes con el poder de la imaginación. Y por otro lado, es una celebración de los valores que distinguen a los héroes japoneses: el coraje infatigable, el honor y la compasión, como paso necesario para sanar y crecer. Sin duda, estamos ante la mejor película animada en lo que va del año (leer la crítica completa).